Raising Pepper - Vegetable Edible Plant Care - Bayer Garden

Consejos para cultivar pimientos


Haga crecer un arco iris en su jardín plantando pimientos en tonos de verde, naranja, rojo, amarillo, morado o incluso negro. Las formas pueden ser de campana, bloques, bolas o alargados.

Los pimientos además de suponer un aporte nutritivo llevan a la mesa del comedor vitaminas, fibra y antioxidantes. Los pimientos rojos proporcionan más del 100 por cien del valor diario de vitaminas C y A, y los pimientos verdes están llenos de fibra, ácido fólico y vitamina K.

Son bellezas tropicales; los pimientos provienen de sur y prosperan en las tardes calurosas y noches sensuales. Los pimientos crecen mejor cuando las temperaturas se mantienen entre  20 º a 25 º C durante el día y 15 º a 20 º C durante la noche. El crecimiento se para y las flores pueden caer cuando las temperaturas descienden por debajo de 13 º C o se elevan por encima de los 30 º C.

Una de las grandes ventajas de cultivar pimientos es que se obtienen grandes cosechas con muy poco esfuerzo. Ya se cultiven en macetas o en jardineras o directamente en tierra es seguro que va a cosechar pimientos en abundancia siempre y cuando se cubran los elementos básicos: tierra, agua, fertilizantes.

Ubicación y Siembra

Los pimientos prefieren al menos 6 horas de sol al día. Plantelos en un sustrato rico en materia orgánica y fósforo y con buen drenage. La tierra no debería estar fría cuando trasplante las plantitas ( 20º es la temperatura ideal).

La distancia entre plantas debe ser 30 cm en filas que a su vez estén a 40cm unas de otras o bien 30 cm en un patrón escalonado. Este patrón escalonado se hace poniendo tres plantas, en una franja de 90 cm de ancho.

Cuando la planta ya está crecida , las hojas de la planta del pimiento deberían tocarse cuanto apenas. El espacio apretado entre plantas ayuda a dar sombra, lo que reduce la evaporación del agua. La sombra que esto le proporciona al fruto también lo proteje de las quemaduras del sol.

Inserte cañas en el momento de la siembra. A medida que los pimientos maduren, ate los tallos llenos de fruto a las cañas para prevenir que se rompan.

Agua y Abono

La planta del pimiento necesita constantemente una tierra humeda sino los frutos pueden desarrollar un sabor amargo. El acolchado ayuda a retener la humedad del suelo, pero si se pone muy temprano en la temporada, también puede reducir la temperatura del suelo. El plástico negro o la grava se calientan a principios de la temporada. Uselo incluso antes de la siembra para preparar el suelo fresco de primavera para la siembra temprana. Para evitar el enfriamiento del suelo, no se aplican coberturas como el heno, hojas trituradas, plástico blanco o briznas de césped hasta que salgan los primeros pimientos.

Mezclar el humus de lombriz o compost en los agujeros de siembra, junto con un fertilizante especifico para tomate. Cuando los frutos se empiezan a formar, alimentar a las plantas de nuevo con el fertilizante especializado, emulsión de pescado o el té de estiércol.

Consejos:

  • Si las plantas están floreciendo, pero no estamos viendo frutos, hay que darles unas suaves sacudidas cada día. Las flores del pimiento son auto-polinización, lo que significa que florecen y que son polinizadas tanto por las abejas como por el viento.
  • Si los tallos de los pimientos se vuelven negro, eso es un signo de madurez, no de enfermedad.
  • Puede comenzar a recolectar sus pimientos cuando estos estén aun verdes o bien esperar a que adquieran el color rojo, amarillo o naranja. Los pimientos dulces son  más dulces y los pimientos picantes son más picantes cuando los frutos son de color rojo.
  • Si recolecta los pimientos aun verdes, la planta seguirá dandole frutos.
  • Para cosechar, utilice un cuchillo o unas tijeras para cortar a través de los tallos para hacer un corte limpio y evitar daños en los tallos de crecimiento. Dejando a un trozo de tallo en el pimiento mejora el almacenamiento.